Ayuno y salud

El ayuno es una práctica  muy común   a lo largo de nuestra historia. 

Se llevaba a cabo para fines espirituales y autodisciplina religiosas. 

Se cree que el hombre primitivo lo realizaba  durante los equinoccios  de otoño y primavera para ritos de fertilidad y otras ceremonias.

Ya en la antigua Grecia  descubrieron  y experimentaron los efectos terapeúticos, Sócrates, Platón, Aristóteles entre otros, hablaron y divulgaron su efecto terapeútico.

Y ya en el siglo XIX empezó  a divulgarse y usarse con finalidades curativas,   Christian Gustav Adolph Meyer   matemático de origen alemán afirmaba  que  el ayuno es el medio más eficaz para corregir cualquier enfermedad.

 

Hoy en día hay clínicas dedicadas al ayuno dónde no sólo se pierde peso, sino que se curan enfermedades como la diabetes, hipertensión, problemas de tiroides y articulares, entre otros.

 

Desde mi propia experiencia  puedo asegurar que es real la transformación en tu organismo, sientes la limpieza de los órganos, sientes energía que estaba deteriorada, tu intestino se regulariza al 10o% y muchos más beneficios que podría contar.

 

El cuerpo está sometido a un sobre esfuerzo continuo  porque el aparato digestivo no deja de trabajar , el intestino se satura y deja de absorber los nutrientes, el hígado está  recargado por el exceso de comida, pesticidas, conservante,s, etc., el páncreas deja de funcionar bien por el exceso de azúcares y grasas, dolores articulares por acúmulo de toxinas en el cuerpo y un sin fin de efectos que llamamos enfermedades crónicas derivadas de no depurar nuestro organismo.

Animo a probar este método autocurativo y experimentarlo.

¿Os acompaño?